Wedding Planner Asturias

La boda asturiana chic de VYV

Cuando V contactó conmigo, tenía muy claro lo que quería: Una boda asturiana pero no rústica.
 
Siempre me gusta recalcar, que cuando decoro me adapto a los gustos de los novios y deseos, pero también al entorno y evidentemente, el Castillo del Bosque de la Zoreda no es un sitio para decorar con pazos y determinadas flores rústicas.

Además, cuando ya V le dió el toque final a su petición y me dijo: Ah, mi color preferido es el lila. Ahí entendí claramente lo que me estaba insinuando.
 
Pues me puse manos a la obra, ella no me dejó que le contara nada, así que imaginaros la responsabilidad, para mí, tremenda. Eso sí, gracias chicos por confiar en mí.
 
Cuando los invitados llegaban al aperitivo, ya venían exhaustos porque Lorenzo había decidido que ese día brillara el sol por todas las esquinas. 
 
Así que la bienvenida tenía que ser un preludio de lo que iban a ir encontrándose poco a poco…
V, el reciente marido de V, es Llagarero, y para los que nos veis de fuera de Asturias, esto es sencillamente, un productor de sidra, por lo que ahora entendéis el porqué de todo. 
 
Sidra Vallina estaba presente en la boda, seguro que V cuando embotellaba ya estaba emocionado de saber que serían degustadas por sus invitados.
 
La mesa de la sidra, la decoramos con un toque sencillo de Asturias, y los colores que marcarían toda la boda: Verde manzana, Lila y la mezcla de Blanco y Negro.
Cuando se parten 2 jamones en una boda, os podéis imaginar la cantidad de invitados y lo cuidados que estarían. 
La mesa del jamón, panecillos, tomate y un jarrón con un mix de flores. Las cestas en este caso, serían negras, nada muy rústico.
Además, recordábamos a los invitados la cantidad de aperitivos que tendrían por delante… cuando pasaron a comer, ya iban llenos… pero es que la cantidad de comida que les esperaban ni se la imaginaban!!!
En uno de los rincones de la terraza, hoy abierta para disfrutar de la sombra que tenía, montamos nuestro árbol de los deseos, al cual le agregamos unas ramas de manzano en flor. Precioso rincón.
En las demás mesas del aperitivo, pusimos flores.
Además, en otra de las esquinas, pusimos el protocolo de sentarse.

Gracias a esta boda y a VYV, descubrí que la sidra asturiana con DO, se tiene que elaborar con manzanas nuestras, pero sabéis, existen más de 22 variedades!!!! Y ahí estaban los nombres de las mesas, colocaditos en botellas de sidra y corcho.
Además, el protocolo estaba apoyado en una mesa de bodegón de 3 metros de largo, y que, emocionada estoy todavía, fue protagonista de muchas fotos.
Y esta era la imagen completa
Cuando los invitados se fueron a comer, después del aperitivo, se encontrarían con algo diferente como centro de mesa.

Quería usar las botellas de sidra, las manzanas, flores… así que diseñé un centro especial con ese mix…
 
La botella haría de candelabro, la pequeña de florera, un vasito alto de florero y el resto…
Siempre me gusta resaltar las mesas largas, me encantan!!!! a ver si alguno de mis novios me permiten tener solo mesas largas este año y decorarlas mágicamente!!!!!!!
 
Las velas, con olor a manzana y a lavanda. 
La de los niños, decorada para ellos en especial, con una piruleta verde manzana, un globo lila y un centro de niños. Por cierto, se contrató a unas cuidadoras para acompañarlos en la mesa y os aseguro, que fue genial.
La mesa de los novios, una mesa de 8 personas… larguita, así que tenía que ser coqueta y acorde con todo. Vasos de sidra con velas, manzanas, cestas, hortensias (tan nuestras) y corchos sueltos. Quedo una mesa preciosa, o eso creo yo.
Y la comida empezó. Cuando esto sucedió, hicimos el cambio de protocolo por Candy Bar.
 
Las cajas de manzanas antiguas hicieron de apoyo decorativo!!!
También aprovechamos para poner la Cigar Bar, con todo lo necesario para hacer felices a los fumadores… y ya sabéis, a los no fumadores también.
Mientras, los niños ya habían terminado de comer y se lo pasaban pipa con las chicas de Sal y Salsa y su animación, ¿habéis visto que pasada de montaje?
Y con todo esto, nos fuimos, dejamos que VYV disfrutaran de la boda, de la comida, de la pedazo fiesta que habían organizado, de todo!!!!
Espero que a VYV le hayan llegado la cantidad de felicitaciones por la boda como yo estaba oyendo por ahí. No os imagináis lo alucinada que estaba la gente con todo. 
 
Para mi, un 10 por todo, pero sobre todo, no dejéis de quereros como demostráis que lo hacéis.
 
Mi último deseo, que aunque ya llegaréis de la luna de miel a Argentina, viváis siempre en un perpetuo viaje de novios.
 
PD: Mucha gente me decía que una pena tirar a la basura los 24 kilos de manzanas que había. No las tiramos, ya que se donaron a la cocina económica.
 
Besos!!!
Salir de la versión móvil