Wedding Planner Asturias

Hoy es el día B

Pues sí, ni más ni menos que un 16 de julio de 2011 estaba viviendo mi propia boda.

Desde pequeña imaginaba como sería llevar un traje de princesa, y no imaginaba que tener un principe era algo tan maravillo.

Tú boda es un día para recordar, para revivir emociones y no querer olvidar nada de él.

Aún recuerdo como me bajé del coche…

Caminé del brazo de mi padre, el mejor padrino que existirá nunca, para recorrer el pasillo de nuestra vida, el mismo que recorrieron nuestros abuelos, padres y tías.
Al final estabas tú esperándome, preparado para vivir intensamente ese día…
Juntos de la mano salimos para hacer realidad lo que habíamos jurado minutos antes, amor eterno.
Desde entonces, caminos de la mano por la vida, cumpliendo nuestros sueños…
Pero siempre sabiendo que nos tenemos el uno y el otro, para los momentos malos y evidentemente, los buenos.
 
Mi hombro es tuyo, úsalo cuando lo necesites.
Algún día miraremos hacia atrás y nos sentiremos orgullosos del camino recorrido…
Pero nunca olvides, que aquel 16 de julio, día del Carmen, pasamos a ser uno, convirtiéndonos así, en amantes eternos.
 Feliz día.
Salir de la versión móvil