Wedding Planner Asturias

La boda de GYP I

Hoy siento que es como mi primer post del blog, estrenar la pagina y hacerlo desde otra plataforma me hace sentir que voy a meter la pata, por eso tenía que enseñaros una boda especial que os hiciera tener los ojos ocupados y no mirar alrededor.

Cuando conocí a G y P, me transmitían algo diferente que lo que había vivido con otras parejas. La distancia para ellos no influía en su vida como pareja, cada uno vive en una punta, y sin embargo, parecía que compartían juntos diariamente el hotel más caro del mundo 😉

Se casaron en la Catedral de Oviedo. Se decoró para ella de manera especial y diferente.  Aún siendo la Catedral, se pueden hacer cosas que respeten las normas pero llamen la atención.

G iba vestida por Rosa Clará. Las novias siempre me dicen que vestido llevan, pues nunca me gusta imaginarla para que me pase siempre lo que siento, y es que cuando bajan del coche, me respingo entera.

Además, tuvieron una ceremonia impresionante. Ya no sólo por el coro, sino por que el cura hizo que fuera todo lo opuesto a lo que se oficia allí, aunque le costara más de una bronca, a él y a todos los presentes.

Se sentaron de cara a los invitados, todo una novedad para la Catedral y así todo el mundo podía disfrutar de los novios.

Pero cuando terminó, después de 1 hora enterita, todos los invitados felicitaron a los novios por aquello. Para mi fue preciosa.

Tuvieron más o menos como 12 niños de arras, pues los novios querían que todos los que estuvieran invitados participaran, y para ello se encargó una guirnalda de flores larga, muy larga y allí estaban todos unidos. Quedaba precioso. Luego todos los niños estaban en el altar, todos.

Y a pesar de que fueron unos novios trabajadores en su boda, leyendo, participando en todo, como por ejemplo en dar la hostia, si tal cual leéis; no perdieron la sonrisa, estaban felices y felices.

Salieron por la puerta como marido y mujer oyendo el Asturias patria querida con gaita y tambor, un momento tan emocionante.

Y ya se fueron a hacer fotos mientras sus invitados caminaban tranquilamente hacia el Hotel Reconquista, donde iban a disfrutar de un buen aperitivo y más cosas…

Pero con el Reconquista venimos en otro momento…

Feliz día

Salir de la versión móvil